elblog
Por: Redacción El Blog
25 marzo, 2022

(Foto/cortesía)

Sentada en la arena observa atentamente el desempeño de las jugadoras del equipo Costa del Sol, entre las que se encuentran tres de sus hijas, dos de ellas ya inscritas oficialmente para participar en la Liga de Fútbol Playa Copa CEL 2022, mientras que aún analiza la incorporación de la tercera.

 “Tengo cuatro señoritas, tres juegan, les encanta igual que a mí el fútbol, y en la liga hemos incorporado hasta ahorita dos, la mayor es Yasmín Pleitez y la última, Jenniffer Natalia, las dos trabajan más que todo en meta, en portería, porque tienen reflejos para esa área, y Bertita que ahorita no está en la liga pero la estamos trabajando también”, explica Yolanda Hernández, madre de las jugadoras.

Yolanda, quien asiste a las prácticas  en calidad de asistente del entrenador, explica que tienen muchas jugadoras de la región, quienes también participan en algunos torneos que se desarrollan en la zona.

“Tenemos bastantes jugadoras de la zona de Tasajera, La Puntilla, de aquí de El Zapote, incluso de San Marcelino, trabajando para el torneo”, explicó la asistente, quien aclara que la mayoría son nuevas debido a que muchas trabajan y dieron un paso al costado porque no pueden cumplir con los horarios de entrenamiento.

Yolanda, quien se desempeña en corte y confección,  explica que además del apoyo en las prácticas, se encarga de ver que no falte nada en el equipo, para que puedan trabajar sin interrupciones.

Curiosamente, las dos jugadoras inscritas en el equipo Costa del Sol se desempeñan como porteras, una de ellas, de apenas 14 años.

“Desde chiquita, como a los 10 años, comencé a jugar fútbol playa por influencia de mi mamá, ella me enseñó lo que sé”, dijo Jennifer Natalia, la adoslecente, quien explicó que está “más acostumbrada a jugar fútbol playa que fútbol 11, siento que en fútbol 11 no me entiendo mucho”.

La jugadora reconoce que los entrenamientos son más cansados, por la arena, y debe tener cuidado para no lastimarse, pero eso no le impide dar lo máximo en cada práctica. “Todas vamos a poner nuestro mayor esfuerzo y vamos a ver cómo salimos y espero que ojalá podamos ganar”, dice.

Por su parte, Yasmín Michel, de 21 años, también arquera del equipo Costa del Sol, comenta que comenzó a jugar en partidos a los 12 años, y además de disfrutar de la actividad física, tiene la ventaja que puede compartir momentos con su familia.

elblog

San Salvador, El Salvador

Redacción

Ventas