elblog
Por:
29 marzo, 2024

Foto: captura de pantalla

Una turba de indignados habitantes de Taxco, estado de Guerrero, México, lincharon a una mujer y sus dos hijos, acusados de quitarle la vida a una niña de ocho años.

La víctima mortal de este perturbador caso se llamaba Camilia, quien salió de su casa hacia la vivienda de sus victimarios, quienes la habían invitado a una piscina en el barrio La Florida.

Sin embargo, las horas transcurrieron y la menor ya no apareció en la noche del 27 de marzo.

Posteriormente, la madre de Camilia recibió una llamada en la que le exigían que entregara una fuerte cantidad de dinero, si quería volver a ver a su hija.

La familia de Camilia inició la búsqueda y llegaron a la casa donde supuestamente había sido invitada a disfrutar de una tarde en la piscina, pero la principal sospechosa del crimen, identificada como Ana Rosa, dijo que la menor nunca llegó.

Ante la respuesta, los familiares de Camilia buscaron los videos de seguridad de las viviendas aledañas a la casa donde dijo que iba a ir, los cuales muestran cuando la niña ingresó a la citada casa, y nunca volvió a salir.

Las cámaras de seguridad también muestran a la mujer saliendo con una cesta de ropa sucia, acompañada de un taxista que llevaba una bolsa de plástico negra. Ambos subieron al taxi y salieron con rumbo desconocido.

El cadáver de la pequeña Camila fue encontrado la madrugada del Jueves Santo, en la carretera que de Taxco conduce a Cuernavaca. 

Horas después del macabro hallazgo y ante la pasividad de la policía municipal de Taxco, una turba sacó de su casa a Ana Rosa y dos de sus hijos.

Una vez en la calle, la turba enardecida comenzó a linchar a la sospechosa y sus hijos, ante la pasiva mirada de la policía.

Este viernes por la mañana, medios de comunicación locales informaron que fallecieron la sospechosa y uno de sus hijos llamado Alfredo. 

elblog

San Salvador, El Salvador

Redacción

Ventas