Claro GIGAS Superpack -01

Sala de lo Constitucional y diputados quitan herramientas al Gobierno para combatir el COVID-19

Por: Redacción El Blog

  • 18 mayo, 2020

Los magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia dejaron sin efecto un Decreto Ejecutivo impulsado por el Gobierno del Presidente Bukele,  el cual era una herramienta  para proteger a la población de la pandemia por el Covid-19.

“Decrétase medida cautelar en el sentido de que se suspenden inmediata y provisional los efectos del Decreto Ejecutivo n° 18, publicado en el Diario Oficial n° 99, tomo n° 427, de 16 de mayo de 2020, por lo que, mientras se tramite este proceso de inconstitucionalidad, las autoridades del Órgano Ejecutivo no podrán ejercer ninguna de las atribuciones que dicha normativa establece; asimismo, se suspenden los efectos de cualquier acto o norma que sea consecuencia del aludido Decreto Ejecutivo n° 18”, anunció la Sala de lo Constitucional.

Ante tal situación, el Presidente Bukele reaccionó al respecto: “En un acto sin precedentes, la Sala de lo Constitucional le quita una facultad a la Presidencia de la República, una facultad que HAN TENIDO Y UTILIZADO TODOS LOS PRESIDENTES DE EL SALVADOR, en tiempos de emergencia. Y lo hacen en la emergencia más grande que el mundo ha tenido en 100 años”.

Esta es la primera vez que el máximo tribunal constitucional deja sin efecto un Estado de Emergencia desde que fue creada la Ley de Protección Civil, la cual, todos los presidentes anteriores han tenido facultad para aplicarla.

La Organización Mundial de la Salud, advirtió sobre las repercusiones negativas que traería abrir el país aun cuando el virus no está controlado; además, advirtió de un aumento y descontrol en la cantidad de contagios y fallecidos a causa de un colapso en el sistema de Salud.

Para muchos, las acciones de la Sala de lo Constitucional demuestran la invasión de atribuciones en los Órganos del Estado, revelando al mismo tiempo los intereses de algunos sectores que buscan desestabilizar al Ejecutivo y poner en riesgo la seguridad sanitaria, económica y el bienestar social de los salvadoreños.