elblog
Por: Redacción El Blog
13 septiembre, 2018

Por realizar tocamientos indebidos sin el consentimiento de la víctima, Edimar Serpas Romero, de 35 años de edad, fue condenado a ocho años de cárcel, informaron autoridades de la Fiscalía General de la República (FGR), esta tarde de jueves.

De acuerdo con el dictamen de acusación, el delito se cometió en el mes de diciembre de 2017, en uno de los cantones de Usulután, en la casa de la víctima.

Según el reporte de la FGR, Serpas Romero convivía con la familia del ofendido, porque su madre aprobó darle albergue temporalmente.

Sin embargo, en una ocasión cuando se encontraban solos, Serpas Romero sometió al joven -de 12 años- por la fuerza y le intentó practicar relaciones oralmente, pero la víctima logró soltarse.

Sin embargo, el sujeto, en otra fecha, siempre en el mismo mes de diciembre, lo atacó nuevamente. Todo sucedió cuando el joven se fue adormir, pasó un tiempo y al despertar estaba amarrado de las manos, pues Serpas Romero lo hizo para lograr su cometido.

No obstante, no todo salió como el agresor lo planeó, pues mientras cometía el hecho un hermano de la víctima encontró infraganti al sujeto. Tras eso, la madre le echó de la casa y el ofendido lo denunció.

El juicio se realizó en el juzgado de Sentencia de Usulután, que con base a las pruebas de cargo, lo declaró responsable y emitió un fallo condenatorio.

elblog

San Salvador, El Salvador

Redacción

Ventas