.




Los “cupidos” de El Calvario


ebmin.jpg
Pedro Lemus @PeterLemusSv
En Reportajes
Sábado 14 de Febrero de 2015

Algunas personas cuando se enamoran creen con todo su corazón que la persona de la cual quedaron prendidas es la ideal para toda su vida, aunque la otra persona no piense así y se resista a los encantos de su pretendiente. Cuando esto sucede existen personas que tienen algunas soluciones para este problema pero, como dicen ellos, es cuestión de fe. (Fotos/Pedro Lemus)
Muchas de las pócimas tienen el valor de $1

Un método seguro, garantizado

En el sector de ventas callejeras que se ubican entre la iglesia El Calvario y el edificio número uno del Mercado Central de San Salvador existen unos puestos muy peculiares de cuyas vigas cuelgan velas de colores, pieles de serpiente y caparazones de cusucos. En ellos también pueden verse infinidad de botes con líquidos de colores y figuras de un hombre de traje sentado, San Simón, junto a un esqueleto que porta una guadaña, la Santa Muerte.


Los llamados brujos o yerberos, se definen a sí mismos como comerciantes que ofrecen medicinas naturales. Pero también tienen soluciones para los negocios y el amor. Entre los botes de colores sobresalen las etiquetas con nombres como “Miel del Amor”, “Jala Jala” y “Quiéreme siempre” también están las estampitas con oraciones o los perfumes traídos de “Persia” para atraer a la pareja deseada o que regrese el infiel.


Aquí, bajo la mirada de San Simón y la Santa Muerte, todo se hace con fe. Aquí se viene cuando las rosas, los detalles, las atenciones o los inbox en Facebook ya no dan resultado para lograr conquistar el corazón de esa persona.


“Es que si usted no tiene fe en lo que está haciendo o en las oraciones, es por gusto que estemos haciendo mil y un cosas porque no le va a dar resultado”, señala una vendedora maquillada, la cual cuando pasé la primera vez me agarró del brazo al mejor estilo de las ventas de ropa en los alrededores de Catedral.


Las pócimas como el “Jala Jala” y el “Quiéreme siempre” son en realidad “baños”. Se deben de verter en agua “de tiempo”, es decir tibia, con la cual el pretendiente debe bañarse pronunciando el nombre de aquel o aquella que estima. El “Jala Jala” es para atraer a la persona amada mientras que el “Quiéreme siempre” es para que no se vaya y siempre esté enamorada.

La felicidad en el amor requiere una inversión de un dólar…y un huacal con agua tibia.


“Pero si usted no tiene fe no va a pasar nada”, vuele a decir aquella mujer.

Si la pareja pretendida utiliza protectores contra estos métodos (como pueden ser la ropa interior de color amarilla o el utilizarla al revés), siempre se puede recurrir a instancias mayores. El santo no reconocido por la Iglesia Católica pero de veneración popular Simón “es bien dadivoso” con aquellos que le ofrecen guaro y puros.


Con pociones o con San Simón, con las lociones de “Miel del Amor”, si no hay fe no se puede hacer nada según los entendidos. “Un método seguro, garantizado, que si a usted no le funciona es porque no le tuvo fe a esto y debe seguir probando”, finaliza la vendedora maquillada.

.


Mostrar Comentarios

comments powered by Disqussss
.
2014 . TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS • POLÍTICA DE PRIVACIDADCONTACTO
Final Paseo General Escalón, número 60, San Salvador, El Salvador. Tel. (503) 2264 9803
.
.