.




Las tumbas de don Julián


recursos_generales/recursos_admin_5/imagenes/foto_48.jpg
Jorge Archila @jorgearchila88
En Reportajes
Domingo 2 de Noviembre de 2014

Desde hace trece años, don Julián llega cada 2 de noviembre al cementerio de “Los Ilustres”, en San Salvador, para ofrecer sus servicios de limpieza y pintura de tumbas para las familias que acuden a visitar los restos de sus familiares difuntos.
Hace años venía yo solo

La cosa ya no es como antes

Para don Julián, las tumbas que limpia y pinta son solo tumbas, tumbas sin nombre, que con mucho esfuerzo y abnegación deja como nuevas, como si se tratara de un lugar donde descansara alguno de sus seres queridos, pero que en la realidad son ajenas.

En esta ocasión, don Julián llegó al cementerio a las 8:00 de la mañana, acompañado de su esposa y sus tres hijos, los cuales también están dispuestos a ganarse unos cuantos dólares a cambio de pintar y limpiar los mausoleos de quien lo necesite.

Para don Julián, el día de los “Fieles Difuntos” se convierte en una oportunidad para incrementar los ingresos de su hogar, por esta razón, llega con su pintura, instrumentos para hacer limpieza y un par de brochas para dejar como nuevas las tumbas de sus clientes.

“La cosa ya no es como antes, como en años anteriores, ahora casi no se gana porque la gente prefiere ahorrarse el dinero y hacer ese trabajo con sus propias manos”, afirma don Julián, quien en su vida cotidiana se dedica a la albañilería.

Los precios por limpiar y pintar una tumba son variables, todo depende del tamaño del mausoleo y la cantidad de pintura que pueda llevar el trabajo. Por una tumba sencilla con su respectiva cruz don Julián cobra $6.00 dólares y por un mausoleo puede llegar a cobrar hasta $200.

“Aquí cada uno de mis hijos anda por su lado, rebuscándose por el trabajo. Mi esposa también anda acá. Lo importante es sacar aunque sea para la comida del día y así no venimos por gusto, eso ya es ganancia”, dice el albañil.

Con el transcurso de las horas el sol empieza a calentar y para el medio día “gracias a Dios” ya lleva dos tumbas trabajadas. El sudor de su frente resbala por su cara mientras se limpia con su brazo, como él, hay muchos que andan en los diferentes campos santos del país en la rebúsqueda queriendo ganarse la vida.

“Hace años venía yo solo, ahora mis cipotes se vienen conmigo porque también les gusta andar sus centavos en la bolsa. En lugar que anden por otro lado mejor que se vengan para que vean que cuesta ganarse la vida”, asegura don Julián.

Se termina la mañana y el movimiento de gente que acude al cementerio “Los Ilustres” es más bajo, la mayoría de familias se ha ido porque es la hora del almuerzo.

Don Julián también tiene hambre y se va a buscar a su familia, espera que la tarde esté mejor y más clientes pidan sus servicios, mientras asegura que si Dios le presta vida el otro año estará de vuelta, como es costumbre, desde hace 13 años.








Mostrar Comentarios

comments powered by Disqussss
fosalud seguros fedecaces cuscatlan 300x300
tele nuevo abla 300 diana 300x300

Lo más leído

Avión aterriza de emergencia luego que salvadoreño falleciera durante vuelo hacia Houston

Extraña lluvia cae sobre territorio salvadoreño

Racha de cadáveres ensabanados sacude al país este jueves

.
2014 . TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS • POLÍTICA DE PRIVACIDADCONTACTO
Final Paseo General Escalón, número 60, San Salvador, El Salvador. Tel. (503) 2264 9803
.
.