.




"Mi hija fue pedida por un pandillero"


ebmin.jpg
Redacción El Blog
En Noticias
Lunes 12 de Enero de 2015

Según habitantes de la Colonia las Cañas en Ilopango, todas las niñas mayores de 12 años deben acceder a mantener relaciones sexuales con pandilleros que controlan la zona, de lo contrario ellas y su familia son asesinados.  El padre de una de las menores conversó con El Blog acerca de las amenazas y acosos de los que una menor de 13 años ha sido víctima por parte de grupos delincuenciales.
Mauricio asegura que en varias ocasiones su familia fue víctima de atentados por parte de pandillas, tanto de la MS13 como de la 18

Ellos las ocupan para que sean sus mujeres

Loading...

Desde hace más de un mes, Mauricio (nombre ficticio) y su familia se vieron obligados a abandonar su vivienda en San Bartolo las Cañas de Ilopango, luego que pandilleros les exigieran a su hija de 13 años para que uno de sus líderes mantuviera relaciones sexuales con ella por lo que optó por abandonar la zona por temor a su vida y la de su familia.

Según Mauricio todo inicio en el mes de febrero 2014, cuando pandilleros acudieron a su hogar asegurando que uno de los “homies” tenía interés en su hija mayor, y aunque alegó que su hija era menor de edad, los delincuentes le amenazaron con atacar su vivienda de no acceder a sus peticiones “todas las niñas mayores de 12 años deben ser mujeres de los pandilleros” dijo el padre de la menor a El Blog.

Meses después, supuestos pandilleros de ambas clicas asechaban a la hija de Mauricio y a otras menores de edad  en las afueras del Centro Escolar Colonia Las Cañas. Al notar esta amenaza, Mauricio optó por solicitar una carta a la directora del centro educativo para trasladar  a su hija a otra escuela.

En otra ocasión, pandilleros intentaron ingresar a su vivienda cuando él no se encontraba rompiendo el techo y disparando a la puerta de su casa. Además, constantemente pandilleros exigían aproximadamente $30 dólares por vivienda como una “colaboración” la cual era utilizada para pagar servicios legales y liberar a miembros de pandillas que se encontraban detenidos. 


El pasado 7 de diciembre aproximadamente a las 7:00 pm, Mauricio recibió un ultimátum por parte de ambas grupos delictivos, quienes le dieron 12 horas para desalojar su casa y retirarse de la colonia, de lo contrarios él y su familia serían asesinados.

Minutos después, Mauricio busco ayuda en la Policía Comunitaria que vigila la zona solicitando dos agentes que le resguardaran mientras el sacaba sus pertenencias en horas de la madrugada, sin embargo, esta ayuda se le fue negada. 


En varias ocasiones Mauricio intentó denunciar tales acosos, sin embargo, asegura que los mismos agentes policiales le “recomendaron” no interponerla, pues en la orden queda registrado su nombre y pondría a su familia en peligro.

Aunque Mauricio y sus dos hijas ya no residen en San Bartolo Las Cañas, aun teme por su vida, pues asegura que pandilleros se comunican entre ellos para rastrear a las personas que se retiran de la colonia “no dejamos de sentir temor, pues esta colonia también  es dominada por pandillas, nos pueden reconocer” agregó.

Así como muchas familias salvadoreñas víctimas de la delincuencia, Mauricio considera la idea de dejar el país con el fin de proteger a sus dos hijas quienes se encuentran con graves secuelas psicológicas debido a los acosos y atentados de los que fueron víctimas.


Mostrar Comentarios

comments powered by Disqussss
.
2014 . TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS • POLÍTICA DE PRIVACIDADCONTACTO
Final Paseo General Escalón, número 60, San Salvador, El Salvador. Tel. (503) 2264 9803
.
.