.




San Sergio y San Baco: mártires de la Iglesia católica y… pareja gay


ebmin.jpg
Pedro Lemus @PeterLemusSv
En Noticias
Viernes 9 de Mayo de 2014

Investigaciones modernas determinaron que estos santos martirizados en el año 303 fueron en realidad una pareja homosexual. Eran tiempos donde ser gay era aceptado en el seno de la Iglesia primitiva y para el Imperio Romano el pecado residía en ser cristiano.
Según Boswell, a partir del siglo XIII la Iglesia condenó las uniones del mismo sexo

Erastai término griego que significa amantes

Sergio y Baco eran, durante principios del siglo IV, importantes militares del emperador Maximiano, quien les tenía en gran estima por la valentía militar desempeñada en sus cargos: Sergio era primicerius (jefe-comandante de la escuela de los gentiles) y Baco el secundarius. 

Al descubrirse que eran cristianos fueron arrestados y obligados a desfilar por las calles vistiendo ropas de mujer en un intento fallido de humillarlos. Relatos tempranos cuentan que los Santos respondieron coreando que estaban vestidos como esposas de Cristo. Aun más, increparon a sus captores afirmando que si la vestimenta de las mujeres nunca les impidió adorar a Cristo, tampoco se los impediría a ellos.

Finalmente, Baco fue golpeado hasta la muerte y a Sergio se le obligó a correr 18 millas con calzados que tenían clavos hacia adentro, atravesando los pies del santo para después ser decapitado aproximadamente en el año 303.

El estrecho vínculo entre Sergio y Baco se destacó desde sus primeros relatos, y estudios recientes revelan su homosexualidad. El registro más antiguo de su martirio los describe como erastai término griego que significa "amantes". Los eruditos creen que pueden haber estado unidos en el rito deadelphopoiesis o “rito de hermandad”, una especie de matrimonio entre personas del mismo sexo de los primeros cristianos.

La tumba de Sergio se convirtió en un famoso santuario, y por cerca de 1.000 años, la pareja fue venerada como patronos oficiales del ejército bizantino. Muchas iglesias antiguas fueron consagradas en nombre de Sergio y algunas a veces en nombre de ambos santos. Segio y Baco han sido reconocidos como mártires por la Iglesia Católica Romana y las Iglesias Ortodoxas. La pareja es venerada en iglesias distribuidas por el Mediterráneo, Medio Oriente y América Latina, e incluso fueron venerados por los eslavos.

En 1987 el profesor Boswell creó el Centro de Estudios Gays y Lésbicos en la Universidad de Yale, donde se hacen investigaciones sobre el matrimonio homosexual a través de la historia. Como parte de ese proyecto visitó las principales bibliotecas del mundo entre ellas la del Vaticano descubriendo, según él, que la persecución a los homosexuales por parte del catolicismo no empezó sino hasta después del siglo Xll. Antes eran aceptados.

Boswell, nombraba a Sergio y Baco como una de los tres parejas principales de amantes del mismo sexo en la Iglesia primitiva, según su libro "Uniones del mismo sexo en la Europa pre-moderna". Las otras dos parejas son Polieucto y Nearco y Felicitas y Perpetua.

El investigador es claro en afirmar que la Iglesia aprobaba esas uniones de fuertes lazos de amistad, razón por las que se les trató de lazos de hermandad, pero en algunos textos niegan las uniones sexuales, que seguían siendo mal vistas. No obstante, las bodas homosexuales poco a poco se volvieron comunes en todos los círculos de la sociedad.

Las investigaciones de Boswell fueron revividas recientemente por motivo de las luchas a nivel mundial por legalizar el matrimonio homosexual y conseguir su aprobación, o por lo menos la no oposición de las religiones.

La obra de Boswell afirma que seguramente motivos políticos, sociales e incluso económicos “obligaron” a la Iglesia, a partir del siglo XIII y no antes, a cambiar de opinión y empezar a condenar cualquier identidad sexual fuera de la reproductiva heterosexualidad. Sin embargo, la metodología y las conclusiones de Boswell han sido severamente criticadas por otros historiadores como David Woods, Robing Darling Young y Brent Shaw.

David Woods clasificó algunos de los argumentos de Boswell como "superficiales". Otros historiadores y analistas bizantinos, en concordancia con la postura oficial de la iglesia ortodoxa, argumentan que la antigua tradición oriental de adelphopoiesis, que se hacía como una forma de "hermandad" en el nombre de Dios y que se ha asociado a estos dos santos no tenía carácter sexual.

La Iglesia Católica Romana quitó Sergio y Baco de su calendario litúrgico en 1969, al mismo tiempo que a muchos santos como San Jorge, Santa Catalina de Alejandría y San Nicolás Obispo de Bari incluyéndolos en una lista de nombres “de cuyos prodigios sólo Dios es testigo”.

El mismo año en que los disturbios de Stonewall en Nueva York, EE.UU, pusieron en marcha el moderno movimiento de liberación gay.


Este ícono insertado es del siglo VII, y pertenecía al Monasterio de Santa Catalina en el monte Sinaí, y ahora se encuentra en el Museo de arte Oriental y Occidental de Kiev. En él se aprecia a Cristo en la posición tradicional romana del Pronubus, el Padrino de boda, supervisando la ceremonia, detrás de Sergio y Baco.

La oración con la cual se bendecían esas uniones era esta:  “Oh señor Dios y Gobernante que hiciste a la humanidad a tu imagen y semejanza y le diste el poder de la vida eterna, que aprobaste cuando tus santos apóstoles Felipe y Bartolomé se unieron, juntos no por la ley de la naturaleza, sino por la comunión del Espíritu Santo y que también aprobaste la unión de tus Santos Mártires Sergio y Baco, bendice también a estos servidores “N” y “N”, unidos no por la naturaleza, sino por la fidelidad, permíteles Señor amarse el uno al otro, sin odios y poder continuar juntos sin escándalos todos los días de sus vidas con ayuda de la Santa Madre de Dios y de todos tus Santos porque tuyo es el Poder y el reino, y el poder y la gloria. Padre, Hijo y Espíritu Santo” .

Mostrar Comentarios

comments powered by Disqussss
.
2014 . TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS • POLÍTICA DE PRIVACIDADCONTACTO
Final Paseo General Escalón, número 60, San Salvador, El Salvador. Tel. (503) 2264 9803
.
.