Teodora Vásquez presentará documental internacional tras ser condenada por aborto

Por: Agencias

  • 13 septiembre, 2019

Foto: Agencias.

Un documental que recrea el trauma que sufren mujeres condenadas a largas penas de cárcel por emergencias obstétricas, bajo la severa legislación antiaborto de El Salvador, será presentado internacionalmente por Teodora Vásquez, tras su largo proceso judicial en su contra.

«Después de estar tanto tiempo encerradas se puede volar, se puede llegar lejos», señaló Vásquez a la AFP al explicar el por qué del título del filme de 90 minutos, «Volar lejos».

Vásquez, de 36 años de edad, fue condenada  a 30 años de prisión por homicidio agravado luego de que su bebé nació muerto. Pasó 10 años y siete meses encarcelada en un centro penitenciario pero la pena le fue conmutada y salió en libertad el 15 de febrero de 2018.

El documental que se  extrenará  mundial del 23 al 25 de setiembre del 2019 en Suecia, y posteriormente continuará su exhibición internacional.

«Donde se nos dé oportunidad, la vamos a llevar», dijo Vásquez sobre la película que cuenta su historia y las de otras dos mujeres que fueron encarceladas por emergencias obstétricas.

Vásquez tuvo una emergencia obstétrica en un colegio de San Salvador donde trabajaba, el 13 de julio de 2007 y con nueve meses de embarazo, sufrió una hemorragia severa y el bebé nació muerto, según el abogado que defendió su caso.

Quedó detenida tras buscar ayuda en un hospital y un año después un tribunal la sentenció a 30 años de prisión por homicidio agravado.

La cinta, realizada por la directora de cine suizo-salvadoreña Celina Escher, se comenzó a rodar en 2017 dentro de Cárcel de Mujeres, un penal en la periferia este de San Salvador donde 2.229 internas viven hacinadas.

Vásquez, quien irá a Estocolmo a acompañar el estreno, cree que además de salir de la cárcel logró «recuperar la libertad mental».

La película busca mostrar que existen oportunidades para reinsertarse en la vida productiva para las mujeres que han estado presas, a pesar de la discriminación y estigma que encuentran en la calle, sostuvo Vásquez, convertida en una férrea defensora de derechos de las mujeres.

«En la cárcel la mente se contrae porque la angustia del encierro empuja a depresiones y lo hace a una sentirse inútil», dice. «Recuperar la libertad mental es sentirse motivada para vivir y ser productiva».

Vásquez, galardonada con el premio sueco de Derechos Humanos Per Anger por su lucha a favor de las mujeres, dirige ahora un proyecto que atiende a expresas en materia de salud, atención psicológica, empleo, programas culturales

Al tener antecedentes penales no nos reciben en ningún empleo y a un que hayamos recuperado nuestra libertad, la sociedad nos sigue estigmatizando, nos sigue discriminando”. Dijo a la agencia.